La educación adaptada a la enseñaza y aprendizaje en una nueva era

A medida que la globalización y los rápidos avances tecnológicos siguen transformando el espacio cívico y el mundo del trabajo, los sistemas educativos deben cada vez más adaptarse a los nuevos métodos de enseñanza y aprendizaje, los sistemas de educación primaria y secundaria tienen un papel fundamental en la preparación de ciudadanos globales y la fuerza laboral del futuro.

 

Estos nuevos métodos educativos deben adaptarse para equipar niños y jóvenes con las habilidades necesarias para crear un entorno más inclusivo, cohesivo y productivo. Ellos deben estar preparados para convertirse en ciudadanos productivos, responsables, activos de las economías futuras.

 

Según un estudio realizado por el World Economic Forum Education, los ciudadanos de las sociedades futuras deben estar equipados con cuatro conjuntos de habilidades clave:

  1. Habilidades de Ciudadanía Global: para que puedan desarrollar conciencia sobre el resto del mundo, sostenibilidad y jugar un papel activo en la comunidad mundial.
  2. Habilidades de Innovación y creatividad: Incluir contenido que fomente las habilidades requeridas para la innovación, incluida la resolución de problemas complejos, el pensamiento analítico, la creatividad y el análisis de sistemas.
  3. Habilidades tecnológicas: Para incluir contenido basado en el desarrollo de habilidades digitales, incluida la programación, responsabilidad en el uso de la tecnología.
  4. Habilidades interpersonales: para incluir contenido que se centre en inteligencia emocional interpersonal (es decir, empatía, cooperación, negociación, liderazgo y conciencia social).

 

“La capacidad de la economía para formar ecosistemas de innovación efectivos depende en gran medida de su capital humano. Para contribuir productivamente a una economía futura, los niños y jóvenes deben desarrollar las habilidades necesarias para generar nuevas ideas y convertir esos conceptos en soluciones, productos y sistemas viables y adoptables.” Mencionó, Juana Jule, directora de Programa Oportunidades de Fundación Gloria Kriete.

 

El Programa Oportunidades, creado por la Fundación Gloria Kriete en el 2007, es un referente en aprendizaje y enseñanza adaptado a esta nueva era, brindando formación complementaria a la de la escuela, han desarrollado una metodología propia, inclusiva e innovadora que incluye habilidades interpersonales y las habilidades que permiten desarrollar en los jóvenes la innovación, creatividad, el pensamiento crítico, la resolución de problemas y el análisis de sistemas, competencias que ya se están requiriendo en el mercado laboral global.

 

Según un estudio publicado por el Centre For the Economics of Education, el desarrollo de estas habilidades no cognitivas en una edad temprana también puede tener un impacto positivo duradero en el individuo, resultados a largo plazo más allá del empleo, incluyendo salarios más altos, mejor salud y menores posibilidades de ser involucrados en actividades criminales.

 

Uno de los objetivos del programa Oportunidades es ayudar alcanzar los diferentes retos de la Educación en el país en el siglo XXII y hacerla accesible para todos los jóvenes, mediante el uso recursos educativos, digitales, lúdicos e innovadores.  Sus diferentes sedes en el país están equipadas con recursos y medios suficientes para poder desarrollar adecuadamente procesos educativos apoyados en estas nuevas tecnologías, sus docentes conocen y dominan la tecnología como para usarlas provechosamente con fines pedagógicos.

 

Dicho programa se ha destacado por utilizar metodologías modernas que permiten que los jóvenes aprendan capacidades blandas, implementación de habilidades STEAM, impresión 3D y el aprendizaje inmersivo, a través de la primera aula metaverso, en Marte, en el país.

 

“A medida que la tecnología continúa automatizando las tareas rutinarias, las habilidades interpersonales como el liderazgo, la influencia social y la inteligencia emocional también tienen una clara ventaja sobre el lugar de trabajo. Es por ello que es importante tomar en cuenta estas habilidades para crear sistemas educativos integrales orientados hacia el futuro”, agregó, Jule.

 

Un factor importante para lograr que la educación sea accesible para todos los sectores, especialmente los más vulnerables, es la capacidad que tienen las organizaciones para establecer alianzas, como es el caso del Programa Oportunidades, junto con el financiamiento de USAID, operan 4 centros de formación. El crecimiento del programa ha sido también posible gracias a la alianza firmada en abril del 2021 entre Oportunidades-FGK y USAID, el programa se ha expandido por todo el territorio nacional, en este mes de enero se gradúa la clase 2022, a quienes además se les entregan becas para su educación superior en la sede de Santa Ana a 74 jóvenes, en la sede de Sonsonate a 40, en la sede de San Miguel a 44 y en la sede de San Salvador a 97 jóvenes, totalizando 254 Ciudadanos Oportunidades que han completado su primera fase de formación académica  y que continuarán sus estudios superiores.

 

El acompañamiento y apoyo que reciben los jóvenes en la ruta de su educación superior y en la ruta de la empleabilidad también es un factor importante para que obtengan una educación que les permita superarse.

 

El 99% de los jóvenes graduados del programa oportunidades en esta promoción 2022 irán a la universidad, de estos 222 harán uso del beneficio de la beca de estudios superiores que ofrece el programa. Las becas corresponden un 60% a carreras técnicas y un 40% a carreras de larga duración; el 61% de carreras seleccionadas son STEM y predominan del género femenino con un 58%. Para el Programa Oportunidades es importante la inserción laboral de los jóvenes, por lo que invierte en esfuerzos en orientación vocacional, de manera que los jóvenes puedan optar por carreras con alta demanda en el mercado laboral.

Durante estos 16 años el Programa Oportunidades ha impactado la vida de 3,986 jóvenes, se han firmado 21 alianzas con universidades, se han entregado (incluyendo las de este año 1,530 becas de estudios superiores, 329 personas han completado el Programa de Certificación de Empleabilidad y se han colocado 875 jóvenes en pasantías y plazas fijas).

 

Aún hay mucho trabajo que hacer para reducir brechas educativas y generar desarrollo para asegurarse que la juventud salvadoreña, especialmente los que tienen recursos limitados obtengan las herramientas necesarias para superarse.

 

La educación es sin duda un motor clave de la movilidad social y el bienestar, los sistemas de aprendizaje deben cambiar hacia métodos accesibles y, por lo tanto, más inclusivos, para garantizar acceso de oportunidades para todos.

Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *